30 de diciembre de 2013

Bélgica: licencia para matar a los más débiles

Autor: Luis Alfonso Orozco

El senado belga no dejó terminar el año sin aprobar antes, por vía “democrática”, la extensión de la práctica de la eutanasia para los menores de edad. Con este acto se asiste con asombro al auto-suicidio público de una nación que otrora fuera modelo de valores cristianos. Vitrina de una Europa que envejece a pasos agigantados, que juega a los burócratas instalados en Bruselas con dispendio de sumas enormes, Bélgica está renunciando a construirse el futuro y por ende elimina a los seres más débiles y desprotegidos: los niños y los ancianos. Mientras sigue en curso la lenta invasión demográfica procedente de África y de Asia.

Hace unos años Benedicto XVI denunciaba ese extraño “odio” de Europa consigo misma y su falta de esperanza, que la lleva al auto-suicidio por canales que se dicen democráticos, porque la aprobación y aplicación del aborto y la eutanasia es el revestimiento legal de prácticas bárbaras e irracionales. La eutanasia en Europa está legalizada en Luxemburgo, Suiza, Bélgica y Holanda, donde el número de solicitudes de eutanasia y suicidio asistido aumentó un 13% el 2012.

27 de diciembre de 2013

El vientre de María

Autor: José Gustavo Cerros

La fe nos permite volver a vivir y contemplar el momento que cambió el curso de toda la historia: el nacimiento del Dios hecho Carne, engendrado en el seno virginal de María.

Desde que el ángel anunció a María han transcurrido muchos años y, sin embargo, ahora parece como si todo hubiese sido un dulce sueño. A pesar de esto, en aquel entonces sus conocidos, mirando su vientre, notaban algo “distinto”; quizá lo contemplaban un poco más exaltado o quizá un poco diferente al de una virgen. Nadie sabía nada, a excepción, claro está, de María y de su amado José.

Pocas semanas pasaron cuando Ella despertó y palpó en su seno aquellas palabras que ya parecían ser viejos recuerdos, y pudo por vez primera, acariciar suavemente la creatura que traía dentro. Sus dedos delgados y llenos de vida se deslizaban suavemente sobre esa pequeña elevación que ahora yacía debajo de sus vestidos. El Dios Encarnado era protegido y alimentado por una Mujer sin mácula alguna.

25 de diciembre de 2013

Navidad: Alguien me espera con cariño

Autor: Fernando Pascual

Produce una gozosa paz en el alma saber que alguien nos espera, nos ama, nos busca. Significa que nuestra vida tiene sentido, que somos importantes para otro, que no vivimos simplemente por inercia, que hay una meta hermosa por la que vale la pena nuestro esfuerzo.

Al dirigir sus palabras de felicitación en la Navidad del año 1965, el entonces Papa Pablo VI imaginaba cómo desde la cuna de Belén se producía una llamada universal: “¡Venid, venid todos!”. Hablaba con el calor de un padre que se dirige a sus hijos: “¡Venid, que sois esperados! ¡Venid, que sois conocidos! ¡Venid, que hay algo maravillosamente bueno preparado para vosotros! ¡Venid!”.

23 de diciembre de 2013

El día en que el mundo cambió

Autor: Santiago Kiehnle
Dios vino a la tierra y no podía pasar desapercibido, el mundo no podía seguir igual. Su venida parte la historia en dos: ante de Cristo y después de Cristo. Del mismo modo debe partir la vida de cada hombre en dos: su vida antes de Cristo y después de Cristo. Éste fue el caso de los Magos, que nos pueden servir como ejemplo para comprender mejor el sentido de la Navidad.
Hoy hay en el mundo un vacío existencial en general. Hay muchas personas que no encuentran sentido a su vida, y esto es porque no han conocido a Dios o no lo han dejado entrar en sus vidas, no han hecho la experiencia personal de su amor. Claro que esto requiere esfuerzo, requiere salir de uno mismo, como lo hicieron los magos, emprender una nueva aventura, incluso por momentos perderse, dejarse orientar por otros, pedir indicaciones, pero sobre todo es necesario estar a la búsqueda y ser conscientes de ello.

20 de diciembre de 2013

¡Ven, Emmanuel!

Autor: Celso Julio da Silva

El Adviento es el tiempo litúrgico que nos coloca en espera. No en una espera pasiva de quien mira de un lado al otro, va y viene mirando el reloj y pensando “¡qué tardanza!”; sino una espera activa que acciona el corazón y el ansia de que llegue pronto Nuestro Salvador Jesucristo. Precisamente en este periodo la voz del pueblo de Dios se alza en cánticos de expectativa: “¡ven, Salvador, ven sin tardar, tu pueblo santo esperando está!”. Teniendo en manos este tiempo litúrgico, nuestra fe nos invita a meditar en dos preguntas: ¿quién viene? Y ¿para qué viene?

¿Quién viene? Para encontrar aquí una respuesta debemos sondear el corazón de María. Sólo desde su corazón podemos sacar una respuesta satisfactoria. María también vivió el tiempo de la espera-su adviento-y mucho más que nosotros: nueve meses. Su paciencia y su perseverancia en la espera hallaron aliento en un nombre especifico: “Emmanuel”- Dios con nosotros. Él es el esperado por el pueblo elegido durante muchos siglos, es el Cristo que vino a los suyos y los suyos no lo acogieron. Es a partir de esta maravillosa realidad que podemos comenzar nuestro adviento como María, meditándolo todo con el corazón y viviendo de una manera activa esta espera.

18 de diciembre de 2013

P. Mariano Ambrosini, 74 años de sacerdocio

Autor: Luis Alfonso Orozco

El sacerdote pasionista italiano P. Mariano Ambrosini Viscardi tiene 98 años de edad, 74 de sacerdocio, vive en México D.F. y ha bautizado a más de 50 mil fieles durante su largo y fecundo ministerio. Nacido el 15 de diciembre de 1915 en la provincia de Bérgamo, pero radicado en el Distrito Federal desde hace más de 56 años por lo que se considera “más chilango que el nopal”.

Su bien ejercitada memoria le lleva a recordar con cariño a sus padres y hermanos: “nací en la Primera Guerra Mundial, había miseria, en mi casa éramos siete hermanos, mis papás y mis abuelitos, el pan lo veíamos como a los gemelos, casi nunca, lo que comíamos era la polenta; harina de maíz con agua y sal, nos tocaba de a pedacito con higos secos, pero no morimos de hambre, éramos campesinos vivíamos del fruto de la tierra… sobre todo recuerdo el amor de mis papás, para mí fueron dos santos” (cf. yoinfluyo.com, Maricarmen Rizo, 28 noviembre 2013).

16 de diciembre de 2013

Droga legal, droga mortal

Autor: Fernando Pascual

Miles, quizá millones de familias, sufren al ver cómo el alcohol y/o la droga entran y destruyen la vida de los seres queridos: del padre o de la madre, del esposo o de la esposa, de un hijo o de un amigo.

El hecho de que las bebidas alcohólicas sean legales, incluso sean aceptadas desde el punto de vista social, agrava la situación. Los adolescentes encuentran con facilidad la cerveza en cualquier bar, en cualquier casa, en cualquier fiesta. Se acostumbran a tomar, sienten la presión del ambiente para hacer lo que resulta plenamente normal entre los coetáneos.

Los consejos de los padres y educadores no sirven casi para nada. Se “goza” tanto con un poco más de vino, se disfruta tanto con algo que, si es legal, no debería ser tan malo...

13 de diciembre de 2013

Thor y sus hermanos reconocen la influencia positiva de su familia

Autor: Luis Alfonso Orozco

Chris Hemsworth tiene 30 años de edad y es el príncipe guerrero, protagonista de Thor: El mundo oscuro (Thor: The Dark World), la última producción hollywoodiana sobre la conocida saga de la mitología nórdica, donde la lucha es ley entre los guerreros e incluso entre los dioses. Pero en la vida real Chris tiene otros dos hermanos también actores, ya famosos en el mundo del espectáculo.

Liam, de 23 años, es uno de los protagonistas de la catapultada Hunger Games, gracias a la cual incluso ha superado a su hermano “Thor” en ganancias económicas. Después está Luke, quien con 32 años en realidad es el primero y mayor del trío fraterno. Thor y sus hermanos, tres australianos a la conquista de Hollywood.

Chris con su 1,92 m., cabellos rubios y el temible martillo de Thor en sus manos, en el papel del héroe nórdico, ha ganado 150 millones de dólares sólo en Norteamérica. La mayor parte del tiempo la pasa no en el fabuloso Walhalla de los guerreros escandinavos, sino más modestamente dado que vive en California con su esposa, la actriz Elsa Pataki, en una grande casa porque Chris quiere una familia numerosa y por lo pronto esperan su segundo hijo. De hecho, él siempre vivió en un ambiente familiar numeroso con sus hermanos y padres.

11 de diciembre de 2013

Epicteto y la interrupción del embarazo

Autor: Salvador Arellano LC.[1]

Epicteto observaba el periódico sentado en la plaza de una gran ciudad sorprendido por la noticia de alguna discusión legal que se estaba dando en el senado. Se acercó a él un famoso político y Epicteto, tras informarse sobre algunos detalles de lo que ocurría, le preguntó si tenía mujer e hijos.

Al contestar el otro que sí, le siguió preguntando:

–¿Qué tal te va con eso?
–Mal –dijo.

9 de diciembre de 2013

Una mirada hacia atrás y un compromiso para el presente

Autor: Mario Rodríguez

Hace algunos días hemos celebrado la conclusión del Año de la fe. Un año que fue más que una fecha conmemorativa, más que una formalidad: fue una experiencia real y vivida de la Iglesia. El Papa Benedicto XVI, al convocar este año, afirmaba: “La renovación de la Iglesia pasa también a través del testimonio ofrecido por la vida de los creyentes: con su misma existencia en el mundo, los cristianos están llamados efectivamente a hacer resplandecer la Palabra de verdad que el Señor Jesús nos dejó” (“Porta fidei” n. 4).

Precisamente volver la mirada hacia atrás nos ayuda a ver a tantos hermanos nuestros que han vivido alegre y generosamente su fe. El año de la fe nos ha dado la oportunidad como Iglesia de poder reflexionar profundamente sobre lo que significa ser cristianos, en definitiva vivir por la fe. Este tiempo de gracia ha sido una oportunidad universal, para los pastores, con el Sínodo sobre la Nueva Evangelización; para todos los fieles con la encíclica “Lumen fidei”; para los jóvenes, con la Jornada de Rio de Janeiro; para las familias, los religiosos, los seminaristas, los enfermos… en los distintos encuentros con el Santo Padre.

6 de diciembre de 2013

El corazón de toda perla

Autor: Tony Flores, L.C.

Cuentan los malacólogos (biólogos especializados en moluscos) que para producir la perla perfecta, la ostra necesita hacerse de la más mínima esquirla en torno a la cual enquistar, tejiéndola... con nácar para volverla una gema. Puede ser un minúsculo grano de arena o cualquier residuo pero si esta escoria llegara a faltar, si no tuviera este núcleo sólido, la perla resultaría deforme.

En el corazón de toda perla bella hay un poco de escoria bien aprovechada. Una perla no es otra cosa que el fruto de una ostra que ha sabido transformar en algo hermoso lo desagradable de su entorno.

Creo que cada uno de nosotros tiene suficientes esquirlas para escoger, aunque prefiramos llamarlas “cruces”. Solemos pedir perlas a Dios y en cambio recibimos granos de arena. No olvidemos nunca que Dios concede en forma de semilla todo fruto que le pedimos; la clave está en aprender a transformarlas.

4 de diciembre de 2013

Navegando en el mar de la Fe

Autor: Michel Errecart

Tener o no tener fe no es algo irrelevante en la vida y en la existencia humana, es más bien una cuestión esencial con un enfoque a la vida eterna, pero muy especialmente para tener una vida tranquila y serena en esta tierra.

El mal más grande que le pueda pasar a una persona humana es precisamente la perdida de la Fe. El verdadero problema de nuestro tiempo es que muchas personas han perdido la fe en Jesucristo. Lo más grave es que está perdida de fe en Dios ya no es considerada una pérdida. El mundo sin una estructura de fe, no encuentra los valores propios para construir el futuro, porque se piensa solamente al propio interés y se evita el bien común. 

En la Biblia la palabra fe tiene una gran importancia. Es un don de gracia y una respuesta libre del hombre pero es un respuesta que se debe de dar con libertad. Ciertamente la fe no es un acto fácil pero el cristiano siente la necesidad de estar acompañado en este camino y de no sentirse solo sino de estar sostenido por la fe de sus hermanos.

2 de diciembre de 2013

¿Los pecados de la Iglesia?

Autor: Santiago Kiehnle

Al escuchar hablar de los «pecados de la Iglesia» nos sentimos golpeados con fuerza. Cada vez que rezamos el Credo decimos «creo en la Iglesia que es una, SANTA, católica y apostólica».... Sin embargo vemos que en los miembros de la Iglesia hay errores, hay debilidades y hay pecados. La Iglesia es santa porque Cristo, su fundador, es Santo. ¿Cómo podemos hablar de pecados de la Iglesia?

La Iglesia está formada por hombres pecadores que ensuciamos su nombre y su imagen. La Iglesia es el «nosotros» de todos los cristianos. Los pecados no son suyos, sino nuestros. Es muy fácil ver la paja en el ojo del que está al lado, pero qué difícil es ver la viga en el nuestro. Es muy fácil ver los errores de la Iglesia y llegar a declararla pecadora, pero qué difícil es admitir mis propios errores y reconocerme pecador.