24 de abril de 2017

Cantar con júbilo

Autor: Álvaro Correa

Algún diccionario define el júbilo como “gozo o alegría muy intensa que se hace ostensible”. Lo comprendemos mejor al aplicar nuestro oído a los Comentarios de san Agustín sobre los Salmos.

En su referencia al 32, el santo de Hipona dice: “¿Qué quiere decir cantar con júbilo? Darse cuenta de que no podemos expresar con palabras lo que siente el corazón… El júbilo es un sonido que indica la incapacidad de expresar lo que siente el corazón”.

17 de abril de 2017

Menos católicos, ¿edulcorar el Evangelio?

Autor: Fernando Pascual

En algunos lugares disminuye fuertemente el número de católicos. En otros, muchos que se declaran católicos viven como si no lo fueran.

Ante este tipo de fenómenos, no falta quien acusa a la Iglesia de rigidez y de falta de tacto. Si la gente no está lista para vivir una moral como la católica, ¿no habría que edulcorar el Evangelio?

La pregunta, a veces, está vestida de realismo. Se dice que no todos tienen vocación de héroes, que la vida es muy difícil, que hay que adecuarse a los tiempos, que la rigidez provoca deserciones...

Afrontar así este tema supone apartarse del Evangelio e implica una especie de pacto con la mentalidad del mundo. Es decir, va contra el modo de enseñar de Cristo y contra la verdadera acción misionera de la Iglesia.

10 de abril de 2017

Felicidad en familia

Autor: Álvaro Correa

La revista “Journal of the Association for Consumer Research” ha publicado algunos estudios que confirman una hermosa realidad que muchos tenemos la dicha de vivir: las costumbres familiares estimulan la felicidad.

A modo de ilustración hay una explícita referencia a los beneficios que nos concede compartir en familia celebraciones particularmente sentidas como la Navidad, el Hannukah o el Día de Acción de Gracias, así como cualquier otra actividad que realicen juntos los padres e hijos: una excursión, unas vacaciones, una fiesta de cumpleaños o un aniversario matrimonial, etc.

3 de abril de 2017

Una fe posible ante dramas incomprensibles

Autor: Fernando Pascual

El dolor del inocente provoca dudas y zozobras. ¿Por qué ese niño vio cómo asesinaban a sus abuelos? ¿Por qué esos padres no encontraron quien pudiese curar a su hijo enfermo? ¿Por qué ese matrimonio fracasó y provocó un daño enorme en los esposos y en toda la familia?

La lista de dramas humanos es casi interminable. Ante la misma, el corazón puede sentir cómo avanza la oscuridad, cómo resulta casi imposible admitir que el bien, la justicia y la belleza tengan un lugar en el universo humano.

27 de marzo de 2017

Imaginación y buen humor

Autor: Álvaro Correa

Es una fortuna tener en casa o entre los amigos a personas simpáticas que desbordan de imaginación y buen humor. Ellas nos ayudan a concretar esa sentencia célebre del filósofo Sócrates: “La alegría del alma forma los bellos días de la vida”.

Nos sentimos a gusto de estar junto a estas personas porque son como los globos aerostáticos que nos elevan sobre las dificultades en virtud de esa suavidad y ligereza de su ser.

Estas personas nos enseñan a tirar la zaborra de nuestras preocupaciones excesivas para poder volar y para cambiar, desde lo alto, la dimensión de las cosas y la perspectiva de nuestras actitudes.

20 de marzo de 2017

Cuando la injusticia es legal

Autor: Fernando Pascual

En tiempos del Imperio romano, según cuentan, dos amigos se saludaron.

-¿Qué te ocurre? Te veo preocupado.

-Es que tengo un esclavo que no obedece. Hace lo que le da la gana. Ayer se atrevió a levantarme la voz.

-Pero, ¿qué clase de hombre eres? Tienes la ley de tu parte. Si te falta al respeto, no lo dudes: ¡mátalo!

Quizá la historia sea falsa, pero no son falsas dos realidades que se reflejan en la misma.

13 de marzo de 2017

Las apariencias engañan

Autor: Álvaro Correa

Los animales domésticos suelen ser protagonistas de escenas simpáticas. Una de ellas muestra a un perro que intenta morder un hueso pintado en el fondo de su recipiente de agua.

No es algo común, pero se dan casos similares, como el que se asusta de su sombra, el que ladra a su imagen en el espejo, etc.

No es el caso de explayarse aquí sobre la percepción visual de los animales, pero esta mascota del hueso pintado nos permite volver a reflexionar en el mundo de las apariencias.

6 de marzo de 2017

El complejo tema de la muerte encefálica

Autor: Fernando Pascual

Las discusiones sobre la muerte encefálica (o muerte cerebral, aunque no todos la entienden como idéntica a la muerte encefálica) muestran que estamos ante un tema complejo. Porque, en el corazón de esas discusiones, se cruzan varios problemas y perspectivas. ¿Cuáles?

Sin pretender mencionar los muchos aspectos de la cuestión, nos fijamos en los siguientes: ¿cómo entender la muerte, especialmente con ayuda de la filosofía? ¿En qué medida la tecnificación de la medicina y sus costos han cambiado el panorama? ¿Cómo influye, a la hora de determinar si alguien está muerto, el interés de aprovechar sus órganos para un eventual transplante? ¿Cómo establecer parámetros médicos adecuados que sirvan para constatar si se ha dado efectivamente la muerte de un ser humano en un contexto tecnológico como el de muchos hospitales?

27 de febrero de 2017

¿Separación o destrucción?

Autor: Fernando Pascual

Las palabras reflejan modos de entender la realidad. Hablar de “separación” de un territorio respecto de una realidad más grande, supone imaginar que la realidad mayor subsistiría sin ese territorio que empezaría una existencia autónoma.

Pero si la separación implica destruir una realidad histórica que ha existido durante siglos y que ya no sobreviviría tras el desgaje de ese territorio, entonces no hay que hablar de separación, sino de destrucción.

¿Cuál sería el resultado de la destrucción? Dejaría de existir algo y empezarían a existir dos nuevas realidades. Habría terminado un proyecto de convivencia, un camino común en la historia, una realidad política que hermanaba a las personas, para dejar paso a dos proyectos independientes.

20 de febrero de 2017

Cuando Lutero pidió ayuda al Papa…

Autor: Navegando entre ideas

Año 1518. Lutero ha levantado un fuerte debate. En agosto de 1518 prepara un texto con el título “Resolutiones disputationum de indulgentiarum virtude”, y lo dedica  “al Beatísimo Padre León X, pontífice máximo”.

Vale la pena leer las cláusulas de este texto de dedicatoria, que contrasta con lo que luego, con el pasar de los años, dirá Lutero sobre el Papa. En las mismas, Lutero escribe:

“Una cosa pésima, Beatísimo Padre, he oído de mí, por la que entiendo que ciertos amigos han hecho que mi nombre huela fétidamente ante ti y los tuyos, como si yo hubiera intentado amenguar la autoridad y la potestad de las llaves del sumo pontífice. Por eso me acusan de hereje, apóstata, pérfido y otros mil apelativos e ignominias. Llénanse de horror los oídos, y de estupor los ojos.

13 de febrero de 2017

El paraíso de los derechos

Autor: Max Silva Abbott

El tema de los derechos humanos se ha hecho tan común y popular, que actualmente casi no hay materia que no haya sido tocada por ellos, de modo que hoy prácticamente se tiene derecho a todo: a la paz, al desarrollo, a la felicidad…

Sin embargo, al margen del clásico problema de quién o quiénes serían los obligados a satisfacer tan agradables demandas, todo lo cual hace que en el fondo muchos de estos “derechos” no pasen de ser meras ilusiones o buenas intenciones, un aspecto de no poca importancia es la mentalidad que produce una situación semejante.

6 de febrero de 2017

Más allá de los personajes míticos

Autor: Fernando Pascual

Un mito puede exaltar a un personaje hasta convertirlo en una especie de ídolo, o denigrarlo como si fuese un peligro para los demás.

Escritores y oradores lo alaban por su inteligencia, su fuerza, su oratoria, sus conquistas, sus luchas, sus aventuras, sus victorias, su fama, su permanencia en el poder.

Otros, no faltan enemigos, lo vituperan, lo denigran, lo rechazan, lo condenan por sus errores, sus fracasos, sus injusticias, sus violencias.

30 de enero de 2017

Un Estado confesional

Autor: Max Silva Abbott

Se supone que de acuerdo a la mentalidad dominante en muchos sectores, el Estado debiera ser neutral en cuanto a lo que considera correcto, no pudiendo imponer ninguna “visión del mundo” a sus ciudadanos y debiendo, por el contrario, otorgar el marco jurídico para permitir que cada cual “desarrolle libremente su personalidad”, como suele decirse, dado el politeísmo valórico que impera en nuestras sociedades. En consecuencia, optar por alguna de las concepciones de sus ciudadanos sería discriminatorio respecto de las restantes.

Ahora bien, al margen de la imposibilidad real de una completa neutralidad del Estado (ya que de existir no podría tomarse prácticamente ninguna decisión, al requerir de elecciones basadas en valoraciones), lo que hoy está ocurriendo en muchos países dista mucho de este ideal, lo que de paso viene a demostrar su imposibilidad.

23 de enero de 2017

Palabras mágicas

Autor: Fernando Pascual

Después de un día de calor asfixiante, alguno exclama: ¡es culpa de la contaminación! Cuando un niño empieza a sentir dolor de la garganta, la mamá cree que se trata del inicio de una gripe. Si se produce un terremoto cerca de mi casa, tal vez alguno diga que es culpa del agujero del ozono. Y si una empresa se declara en bancarrota, no pocos pensarán que la culpa de este fracaso está en la globalización.

Los hombres somos así: queremos encontrar la explicación de lo que vemos o padecemos, y muchas veces recurrimos a tópicos o causas simples, sencillas, de uso común: a palabras mágicas, a ideas conocidas. Pero también, en otras ocasiones, nos damos cuenta de que las cosas no son tan sencillas, y de que la “palabra mágica” no da con la verdadera causa de un problema.

16 de enero de 2017

Es para hoy

Autor: Álvaro Correa

Decía Séneca que “La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy”.

¿No es una verdad lapidaria, válida para los coetáneos del filósofo cordobés hace veintiún siglos, como para los que hoy formamos la humanidad viviente?

Constatamos que pasan los años, se renuevan las generaciones y, sin embargo, todos tropezamos siempre con la misma piedra.